Libro viajero

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! El fin de semana a solas con el ordenador ha resultado muy productivo. Casi tengo CDTEAT a puntito para mandarla a la editorial mientras me dedico a dejar niqueladas las dos continuaciones de esta maravillosa historia entre Julia y Zack.
     A veces me cuesta releer lo escrito porque me sé la trama de memoria, pero con esta novela tuve una conexión tan intensa que todavía ahora me llena de cosquillas en el estómago mientras corrijo. Son una pareja explosiva y me encanta releer, reescribir y darles la historia que merecen.


     Desde Red Apple Ediciones tienen muchísimas iniciativas geniales. Durante el mes de julio se inició un book torur o Libro Viajero de Rumbo a ninguna parte. El primer blog participante era I’m Shia, pero por una serie de circunstancias ajenas a la administradora del blog el libro se retrasó muchísimo antes de llegar a la siguiente participante.
     Estas últimas semanas han aparecido las primeras reseñas en la red y me encantaría compartirlas con vosotros.


    Tal como explica Nazareth en su vídeo un libro viajero es una preciosa incitativa en la que un ejemplar del libro viaja por varios lugares de España para que cada una de las administradoras de un blog lo lea, lo marque con sus impresiones, deje algún comentario en la libreta, deje su comentario y le haga una reseña en su blog.
    Al final el libro va a volver a mí para que lo guarde con las ilusiones de tener varias impresiones en él. Me hace una ilusión increíble conocer sus opiniones, descubrir si el libro ha gustado, si ha conseguido entusiasmarles. Y también me encantará descubrir mi ejemplar lleno de anotaciones y ver cómo ha recorrido parte de la geografía española.


     La primera reseña salió la semana pasada en el blog I’m Shia (enlace). La segunda es el maravilloso vídeo de Nazareth donde podéis ver cómo se manda el libro, qué le acompaña y cómo ve ella mi novela.
     Os animo a descubrir la historia de Bruno y Aurora, sus dificultades para vencer un pasado doloroso y un presente lleno de ansiedades, acompañarlos en su periplo en Suiza.
     También me encantaría dejaros la sinopsis oficial de Un último día conmigo. Pronto estará a la venta…



     Lúa siempre ha sido un tanto diferente al resto. Centrada en su carrera profesional nunca se ha relacionado demasiado con amistades y compañeras de trabajo. Su vida es la medicina y su marido, su único amigo desde los nueve años. Es una mujer racional, que valora siempre los pros y los contras de todas sus decisiones y nunca se deja llevar por los sentimientos. Pero encontrarse a su marido en la cama con otra trastorna todos sus esquemas.
     Terminada su residencia en el hospital, Lúa decide embarcarse en la mayor aventura de su vida y se va como voluntaria en una misión de Médicos sin fronteras en una región recóndita del Congo para volver a poner su vida en perspectiva. Y allí, en mitad de la selva, conocerá a Matt, la persona menos indicada para que desate sus sentimientos y tal vez la única que conseguirá cambiar su manera de ver la vida.


¡Feliz día! J

0 comentarios:

Proyectando los nuevos meses

7:07 Pat Casalà 0 Comments

¡Buenos días! Llegamos al final de la semana y apenas he tenido tiempo de respirar. Ayer fue un día estresante, hice mil cosas a la vez a una velocidad de vértigo para acabar a tiempo mis obligaciones laborales. A ellas se le sumaron nuevos problemas personales. Acabé con varias ronchas de nerviosismo en olas manos.


Al llegar a casa intenté sin éxito corregir. No tenía la cabeza amueblada ni estaba tranquila, así que acabé mirando vídeos en YouTube para tranquilizarme un poco.
Y al fin, pasadas las siete y media, logré internarme en el mundo de Julia y Zack. Estaban en uno de sus momentos más dulces. Sumergirme en una relación como la suya, sentir cómo viven al máximo su amor y descubrir mis ideas locas para pasar un buen rato en pareja me arrancó varias sonrisas.


Por la noche hice una lista mental de mis proyectos para estos últimos meses del año y 2017. Creo que debo abandonar algunos demasiado ambiciosos y centrarme en sacarle polvo a las seis novelas que me quedan en el tintero y que podrían llegar al público. Dejaré un par en el ordenador para siempre ya que no están a la altura.
A ver si soy capaz de corregir los manuscritos para entregar, terminar la última novela de la segunda trilogía de la Serie Sin ti y ponerme a revisar Géminis y la serie El Pentáculo. Hay historias antiguas que me apetece retomar porque merecen ser contadas, aunque sea solo a algunos lectores.


Quizás es cierto que debería plantearme escribir la historia de Emma, la de Cesc o la de otros personajes de las novelas. Pero creo que estoy en modo corrección, que ahora tengo más capacidad para retocar aquellos puntos negativos y conseguir una narración fluida. Tanto Géminis como las dos novelas escritas de serie El Pentáculo tienen alma y una preciosa historia de amor. Quiero encontrarles un hueco en mi agenda para releerlas y darles una oportunidad.


He pensado que un buen título para mi próxima novela podría ser Los chats de Pat… Tendría un corcho detrás con un mapa del mundo y marcaría los lugares con los que hablo durante el día…  Ayer fueron tres los continentes implicados… Hablé con Hong Komng, Arkansas, London, Berna, Barcelona, Mallorca y Leuven.
 Espero tener un fin de semana lleno de correcciones y buenos momentos.

¡Feliz día! J

0 comentarios:

Love is in the air

7:07 Pat Casalà 0 Comments

¡Buenos días! Ayer me decían que el blog lleva una semana llenándose de romanticismo. Entre la entrada de mi paseo nostálgico por Palma, el Encuentro Romántic Mediterránea y la entrada de ayer sobre los amores de película no he parado de hablar sobre el tema.


Y es que el amor es mágico, consigue acercarte a las personas, vibrar, expandirte y sentirte en la cúspide del mundo. ¿Quién no ha hecho alguna locura por amor? ¿Quién no ha soñado con vivir una historia que le haga estremecer?
Para mí el amor es el único sentimiento capaz de sacar la parte negativa o positiva de una persona. Aunque no soy de las que defienden a capa y espada que todo está permitido cuando amas. Hay una serie de reglas importantes, sobre todo las morales.


Escribir sobre historias donde los obstáculos impiden avanzar me llena de emociones, destapa mis sentidos y consigue transportarme a esos instantes en los que sentí esa fuerza arrolladora de la química del amor, llenándome de emoción.
Algún día debería plantearme darle continuación a las tramas en el papel, saltar unos años en el tiempo para ver dónde están las parejas en ese instante, darles una vuelta a sus historias y descubrir cómo se han adaptado a los cambios inevitables de la connivencia.


A veces me quedo soñando despierta en ese futuro, buscando una continuidad a cada una de las historias de amor escritas, implicándome en el avance de sus relaciones y encontrando un sinfín de ideas para proseguir con ellas en una novela más adulta.
El amor se apacigua con el paso de los años, se asienta y consigue crear una sincronía perfecta. Se convierte en una conciencia llena de momentos perfectos, construida a base de recuerdos.


Mi marido está en China desde el lunes. Con mi escapada a Mallorca apenas tuvimos tiempo de compartir unos minutos para despedirnos. Ayer me llamó por WhtasApp para decirme que me echa de menos. Es precioso tras veinte años de matrimonio.
¡Feliz día! J

  

0 comentarios:

¿Existe el amor de novela?

7:07 Pat Casalà 2 Comments

     ¡Buenos días! Ayer despedimos a Mara con un partido de fútbol y una cena por todo lo alto en una terraza de Barcelona. Por un lado me apena perder la cercanía de otra de mis amigas, pero por el otro estoy muy contenta por ella porque al final inicia una vida llena de nuevas y excitantes experiencias.
     La amistad es un concepto extraño porque cada cual la siente a su manera. Es igual que el amor… Ayer Mabel encontró esta Web (enlace) y me hizo reflexionar. ¿Existe el amor de película o de novela? ¿Los escritores o los guionistas creamos historias irreales?


     Hay respuestas para todo.
    Coincido con algunas porque a mi modo de ver deberíamos diferenciar algunas cosas de las tramas de una novela o una película para quedarnos con lo esencial. En una historia inventada se suele contar la fase del enamoramiento, los primeros momentos, la lucha por estar con la pareja de tus sueños. La trama termina en la fase álgida, cuando los dos protagonistas logran superar los obstáculos para acabar juntos y felices.


     En la vida real sí existe esa química, los estremecimientos al verle, la aceleración de los latidos, la respiración agitada y esas cosquillas en el abdomen que te llenan de inquietud. Esas reacciones son así en adultos y en teenagers, no entienden de edad ni de situaciones.
         Las primeras semanas suelen ser intensas, sobre todo si hay dificultades para dar rienda suelta a tus sentimientos. Por suerte una vez se estabiliza la relación esas reacciones desmedidas se asientan porque si tuvieras la misma química el resto de tu vida no lo aguantarías, estarías enferma.


     El amor es uno de sentimientos más poderosos y más cuando estás pasando por un mal momento. La lucha por conseguir a la persona deseada, esas reacciones de tu cuerpo y la capacidad para luchar con cada molécula de tu cuerpo por lograr acabar entre sus brazos es cierta, aunque en las novelas y en las películas nos falta la continuación, la convivencia, lo que viene después.


     Ayer salió una reseña de Dúo en el blog Mis romances encontrados (enlace). A Sandra le ha gustado la historia de Margaret, como a muchas de las lectoras y le ha faltado desarrollo en la de Iris y André… Quizás algún día le dé una vuelta a esa novela para desarrollar mejor esa trama, aunque mi idea inicial era dejarla en un instant love.


     También aparece una entrada preciosa en Promesa de amor (enlace), donde anuncian una reseña de Rumbo a ninguna parte en breve. ¡Qué nervios! Espero que la novela les haya gustado…

     ¡Feliz día! J

2 comentarios:

Ruta romántica Chiqui-Pat

7:07 Pat Casalà 0 Comments

      ¡Buenos días! Llovizna, el día es húmedo y oscuro, con tintes de no abrirse durante las próximas horas. Escucho Secret love song, en la versión de Little Mix y Jason Derulo. La pongo en bucle para descubrir cada una de sus notas y transportarme al mundo de Julia y Zack, a cada uno de los giros de su historia para seguir con la corrección en mis horas libres y no perderme ni una coma de sus emociones. Los deseos de compartir esta maravillosa trilogía con vosotros me asaltan a cada segundo.


     El domingo en Palma reviví mi historia de amor y fue increíble. Conocí a mi marido hace veinticinco años, seis meses y seis días, el diecinueve de abril de 1991 (¡año capicúa!!!) en una terraza de Palma de Mallorca, ciudad donde yo estudiaba mi primer año de carrera universitaria.
      No había vuelto a la capital mallorquina desde junio de 1993, año en el que me trasladé a acabar mis estudios a Barcelona, y los lugares especiales para los dos pasaron a formar parte de mi baúl de los recuerdos.


      El domingo por la mañana nos vino a buscar a Mara y a mí al hotel una antigua compañera del despacho para llevarnos a Valldemosa y explicarnos un poco acerca de qué ha sido de ella estos últimos nueve meses en Mallorca. Pasamos una mañana muy agradable paseando por un precioso pueblo adoquinado.
     Laura nos dejó a las dos en la Plaza España y la nostalgia se apoderó de mí al recordar mis mañanas corriendo hacia la parada de autobús de esa plaza desde mi casa, a pocos metros de ahí. Vi la cabina de teléfono desde la que hablaba con mi madre. Recordé algunas tardes en la terraza del bar Cristal con Miamar, charlando de nuestras cosas, mi camino hacia la academia cerca de mi casa, los paseos por esta ciudad que me enamora…


      El restaurante que Laura nos aconsejó para comer estaba cerrado y me dije: «¡esta es la mía». Le propuse a Mara ir a comer un pan de langosta mallorquín al bar Bosch, debajo de la avenida Jaume III. Esa terraza significa mucho para mí porque fue el escenario idóneo para conocer al que hoy es mi marido.
    Solo llegar le hice una foto del letrero y se la mandé emocionada, con los recuerdos a flor de piel. Me pedí lo mismo que antaño, como si las manecillas del reloj giraran hacia atrás para llevarme a aquel momento en el que mi corazón empezó a latir desenfrenado. Una hora después llamé a mi madre desde la cabina y sentencié: «acabo de conocer al hombre con el que me casaré».


     Cuando terminamos de comer le sugerí a mi amiga seguir con la ruta romántica Chiqui-Pat y me la llevé por el barrio antiguo a nuestro lugar predilecto para pasar las tardes, Can Joan de S’aigo. Al entrar me invadió la nostalgia y de poco se me caen unas lágrimas al sentarme a una mesa y encargar mi merienda favorita: un cuarto con helado de almendra.
      Fue una experiencia inolvidable.

      ¡Feliz día! J

0 comentarios:

II Encuentro Romántic Mediterránea

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! Me levanto con resaca de ilusiones, sensaciones y momentos mágicos. El viernes a las cinco de la tarde me subí a un avión con destino Palma de Mallorca sin saber demasiado qué me iba a encontrar. Me acompañaba Mara, una de mis amigas y lectora beta.
      Al bajar del avión nos vino a buscar Shia. ¡Qué bonito es ponerle cara a alguien con quien hablas mucho de forma cibernética! Pasamos lo que nos quedaba de tarde con ella, conocí también a Verónika García, una gran escritora y compañera en Red Apple Ediciones.


     La mañana del sábado empezó pronto, con la promesa de un día increíble por delante. Bajé al II Encuentro Romántic Mediterránea con muchísimas ilusiones, saqué mi acreditación, encontré unos regalos preciosos dentro de la bolsa, conocí a gente maravillosa y me pasé la mañana escuchando mesas interesantes.
     Debo agradecer a Red Apple Ediciones su gran acogida y su apoyo durante todo el evento. Fue un lujo contar con ellos, con su cercanía, con sus charlas.


     Antes de salir a comer me propusieron participar en una mesa de la tarde llamada nuevos talentos. Sentí una mezcla de emociones. Nerviosismo, emoción, alegría, ansiedad… No se me da bien hablar en público… Pero me hizo ilusión que pensaran en mí.
     ¡Qué puedo decir de la hora de la mesa! Estaba como un flam, me temblaba el pulso, no tenía ni idea de qué iba a decir y tenía una taquicardia del quince. Mis compañeras eran geniales, todas tenían la ilusión de estar ahí arriba, frente a las lectoras. Intenté mantener los nervios a raya, contesté las preguntas con la mayor firmeza posible y al final conseguí pasarlo bien. Fue un gran honor participar.


     Durante el día conocí a gente encantadora, como Nuria y Lidia, unas lectoras que apoyan a sus escritores favoritos con sonrisas y devoción. Fue increíble compartir el día con ellas.


     Y por la noche conocí al grupo de escritoras de Romántic Ediciones en una cena espectacular en Inca. Allí las editoras de mi nueva editorial me dieron una cálida bienvenida, nos regalaron un perfume, nos contaron cositas y consiguieron hacernos sentir como en casa.


     Es emocionante tener tantas nuevas compañeras, disfrutar de las próximas publicaciones, sentirse arropada por las personas que conforman las editoriales y ser parte de algo que llevaba soñando desde niña.

       ¡Feliz día! J

0 comentarios:

Mallorca ahí voy

7:07 Pat Casalà 0 Comments

      ¡Buenos días! Ayer fue un día precioso, con una cena familiar que me llenó de ilusiones. Fuimos a un restaurante a celebrar el setenta cumpleaños de mi padre. Éramos nueve contando a mis tíos y nos dieron una mesa redonda donde la conversación se centró en muchísimos temas distendidos.


      Hoy me voy a Mallorca para asistir al Encuentro Mediterránea. Voy con ilusión, a la espera de ver si consigo conocer a muchas autoras de éxito para conversar con ellas, descubrir a alguna lectora y asistir a una cena con mi nueva editorial.
Red Apple tendrá representación en el acto de la mano de Shia y de Veronika.       
     Estoy eufórica con la idea de verlas en persona y de pasar un par de días con ellas, acompañada también de mi amiga Mara, quien decidió venirse conmigo a descubrir la isla.


      En febrero me apuntaré al RA y quizás encuentre sorpresas en Madrid. El tiempo camina hacia un lugar precioso donde por fin tengo novelas a la venta, personas que apuestan por mí y mil ideas rondándome la cabeza.
      Ayer conseguí dar por terminada la corrección de Un último día conmigo e inicié la de CDTEAT. No sabía muy bien a qué dedicar el tiempo para tener una buena productividad y al final decidí que lo mejor era terminar las mil correcciones para después retomar la última novela de la serie Sin ti y seguir escribiendo nuevas historias.


      No sé dónde me llevará el destino ni si la vida se llenará de nuevas y excitantes emociones ni si algún día entraré en una librería y veré mis libros en primera plana, llenando estanterías. Pero soy feliz con lo conseguido y eso vale un montón.
Seguir adelante con la ilusión de no parar de crear mundos paralelos es increíble.   Lo mejor de escribir es sentir cada giro de la trama, cómo crecen los personajes y cuáles son sus aspiraciones.


      Ojalá me acompañéis en este viaje y en alguna de las presentaciones me reencuentre con compañeros de antaño para conocer de sus vidas, sin olvidar a las personas con las que comparto mi presente.
       Os veo a la vuelta para contaros cada instante de este fin de semana genial. Estoy convencida de que voy a disfrutar hasta del último segundo mientras conozco a un montón de gente interesante.

       ¡Feliz día! J

0 comentarios:

¡Felices 70!

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! Hoy es un día especial, mi padre cumple setenta años y está hecho un pincel. Me alucina su vitalidad, su energía, su derroche diario de buen humor, sus ganas de seguir rasgando las cuerdas de su guitarra mientras canta canciones de los sesenta.
       De mayor quiero ser como él, no perder nunca la sonrisa ni la capacidad para vivir mis sueños con intensidad. ¿Le habéis escuchado alguna vez cantar y tocar la guitarra? Os voy a dejar un vídeo para que descubráis la grandeza de su música.


video

     Luchar por arañar la superficie de tus aspiraciones ha de dominar la mayor parte de los esfuerzos de una vida. Recuerdo cuando mi padre decidió aparcar las indecisiones para recuperar su pasión por la guitarra, cómo se dedicó a aprender sin perder nunca la ilusión.
     En la era tecnológica las cosas habían cambiado, existían un montón de nuevas aplicaciones digitales para desarrollar su pasión por tocar y se decidió a estudiarlas con entusiasmo. Es una actitud admirable porque el resultado ha sido grande.


      Estoy convencida de que mi creatividad la he heredado de él, en mi familia hay un gen creativo importante. Mis hijos también tienen esa sensibilidad para dotar su imaginación de historias y desarrollar ideas.
     ¡Feliz cumple papá!!!! Esta noche vamos a celebrarlo por todo lo alto, con una cena en familia y un montón de emociones. Solo me va a faltar mi niña…


     Mañana emprendo el viaje a Mallorca para asistir al Encuentro Mediterránea. Estoy feliz al saber que por fin le pondré cara a Shia y a Verónica de Red Apple Ediciones y asistiré a una cena con mi nueva editorial, Romántic Ediciones
     Es emocionante saber que cuento con respaldo editorial y me hace muchísima ilusión ir a conocer lectoras de este género que solo me ha aportado sonrisas.


     ¡Me encantaría veros allí! ¡Firmar algún libro! ¡Disfrutar del momento! Pensar que varias de las cosas importantes de mi vida se han gestado en Mallorca… Allí conocí a mi marido y empezó mi carrera como escritora de romántica.
     ¡Feliz día! J

  

0 comentarios:

Viaje fugaz

7:07 Pat Casalà 0 Comments

      ¡Buenos días! Ayer fue un día completo, acabé en un Ave a Madrid de ida y vuelta para estar solo unas horas en la capital. Había un asunto de trabajo urgente que se debía solucionar esa misma tarde. Pasé más rato en el tren que en Madrid, pero me fue bien para corregir.
     Sigo en modo crítica. Me cuesta no cortar una y otra vez las palabras escritas hace tiempo, dándoles vueltas y revolviéndolas hasta convertirlas en una narración más fluida. Voy despacio en esta corrección y me falta poco para entregarla. Espero terminar a tiempo.


     
      Las horas de tren fueron muy productivas para repasar, releer, corregir y darme cuenta de dónde están los errores para remediarlos de manera eficaz. Nunca me ha costado borrar párrafos enteros si con ello logro darle más fluidez a la narración.
       Pronto me dedicaré a cambiar algunas cosas de la Web para poner las novelas que vienen dentro de poco. Estoy tan feliz que no quepo en mi cuerpo. La ropa pronto me irá pequeña porque la felicidad engorda.


     Es gratificante llegar a este peldaño del camino. No es la cima, pero por fin he escalado hasta la mitad de la empinada escalera que hace año veía como un imposible. Tengo tres editoriales para mis libros, lectores y personas que apuestan por leerme. Es más de lo que soñaba hace poquísimo tiempo.
     Las cosas se han precipitado en pocos meses y es maravilloso seguir la estela de mis ilusiones con una sonrisa, acompañada de personas increíbles y con la emoción de saber que pronto publicaré en cascada. ¡Una novela cada pocos meses!


        Un último día conmigo va a ser la primera en llegar a la estantería. Esta historia tiene muchos momentos importantes para mí, se nutre de un par de ideas divertidas que se fueron complicando hasta convertirse en una novela de personajes difíciles y muy gratificantes.
     Es la única de todas que solo habla de amor, sin misterios ni crímenes ni malvados. Solo cómo una persona reprimida, con tendencia a racionalizar cada situación sin dejarse llevar por sus emociones logra descubrir la vivacidad de abrirles paso en su forma de actuar.


     Cuento los días para compartirla con vosotros. Espero que queráis tanto a Lúa, a Matt y a Cesc como yo.

     ¡Feliz día! J

0 comentarios:

Palabras dispersas

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! Hoy me despierto con muchísimas ganas de comerme el mundo. Hay mil cosas importantes para terminar en el despacho y esta tarde voy a ver a una amiga que lleva mucho tiempo desparecida de mi vida. ¡Me hace tanta ilusión verla de nuevo!
   La distancia no mitiga los lazos de amistad. Cuando me reencuentro con personas que han significado algo importante en mi pasado consigo conectar con ellas enseguida, como si los años de separación se disolvieran en litros de aguarrás. En cambio si nunca llegaron a quererme como debía o jamás logré arañar la superficie de su amistad tenerlas un día enfrente solo me trae reminiscencias de una época que solo deseo olvidar.


     De niña no intimé con demasiadas chicas, era diferente, soñaba despierta, me llenaba de ideas locas, de historias que a veces incluso cobraban vida y era incapaz de centrarme en la realidad.
  La madurez me ha traído un sinfín de gente maravillosa, de lazos inquebrantables, de instantes donde lo importante no es fingir ser otra persona, sino demostrar cómo siente mi alma. Porque cada día me siento menos distante a la normalidad al descubrir las mil divergencias entre las personas de mi entorno. Cada uno tenemos nuestras rarezas y solo buscamos un lugar donde nos acepten con ellas.  


      Llevo unos días dispersa, corrigiendo Un último día conmigo con la cabeza en modo crítica, cortando mil trozos y reescribiendo muchas partes para otorgarle agilidad a la narración.
   Me cuesta darle voz a Lúa porque ponerme en la piel de una persona obsesionada por controlar su manera de comportarse para racionalizar cada variable antes de tomar una decisión se aleja mucho de mi percepción de las situaciones. Para mí los sentimientos son básicos para avanzar y no se pueden domar a tu antojo.
      A veces desearía tener más tiempo para dedicarlo a las novelas, a la escritura, a la lectura, a la creación. El día no siempre me da para todo…


     Pero no me puedo quejar. Entregaré los manuscritos a tiempo, encontraré huecos para terminar la Serie Sin ti como se merece y desarrollaré nuevas ideas para llenar mis ansias de crear mundos paralelos sin perder de vista el trabajo que me da de comer.

      ¡Feliz día! J

0 comentarios:

Agradecimientos

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! Este fin de semana se ha llenado de correcciones y momentos. El viernes fui a la maravillosa presentación del libro La fuerza de Eros, de María José Moreno, una gran autora que conozco desde mi época de la autopublicación.
     Fue muy interesante, tanto por las preguntas del escritor Víctor del Árbol como por las respuestas de la autora. Pasó una hora sin darme cuenta gracias a la amena charla entre ellos.


     Me gustan estas presentaciones porque a parte de hablar del libro consiguen mostrarte un pedacito del alma del escritor. Es bonito conocer sus motivaciones, sus pensamientos y cómo construyó a sus personajes.
     Al escribir los agradecimientos de mis libros siempre intento dar un poco de esa visión. Busco algunas anécdotas interesantes de la escritura de la novela asociadas con personas de mi entorno y las escribo para darles las gracias por esos momentos mágicos.


      Hay mucho detrás de la creación de una historia. Charlas animadas con un grupo de personas, lecturas de los primeros borradores llenas de notas e impresiones, pensamientos fugaces que acaban convirtiéndose en parte de la trama cuando toman forma, ideas después de una hora disertando por chat acerca de un tema concreto…
      Para mí los agradecimientos han de contener el alma de la creación de la trama, los momentos que debo agradecer a mis lectoras beta, las mil paciencias de mi familia y, por supuesto, las personas que hacen posible la existencia del libro.


      Cuando releo una de mis novelas mi mente dispara recuerdos al enfrentarse a una escena concreta, como si pudiera retroceder a ese instante en el que tecleaba con absoluta precisión. Cada instante está asociado a un lugar, a un olor característico, a un estado de ánimo que retengo para siempre en mi interior.
   Espero que la idea de escribir unos agradecimientos con esas anécdotas interesantes de cómo surgió la trama, la historia y los personajes sea de interés. 


     Para mí es importante dejar constancia de por qué doy las gracias en vez de escribir una lista interminable de agradecimientos sin corazón ni explicación.
     Me he pasado el resto del fin de semana corrigiendo Un último día conmigo, dándole color a las páginas, reescribiendo cualquier parte que no acababa de convencerme para ofreceros una novela en condiciones. Cuento las horas para compartirla con vosotros…
     El viernes Shia escribió una reseña de Rumbo a ninguna parte (enlace). Espero que os guste.

¡Feliz día! J

0 comentarios:

Un último día conmigo

7:07 Pat Casalà 0 Comments

     ¡Buenos días! Por fin viernes… Este fin de semana se me acumula el trabajo… Estoy ilusionada y estresada en la misma proporción… Hay mucho que hacer y poco tiempo, pero por primera vez en años mi trabajo en la literatura es para un fin genial, ¡llegar a vuestras manos!
     Ayer escribí los agradecimientos de Un último día conmigo. Para mí esa parte del libro entraña una tarea tierna. No doy las gracias sin más, suelo explicar cómo se forjó el libro, de dónde salieron las ideas y cuál es la aportación de algunas de las personas que me envuelven sin spoilear.


     Recordé cómo surgió la idea, dónde y con quién. Lo escribí varias veces, de derecho y del revés, dándole forma de una narración entretenida, sin dejar de dar besos, abrazos y de agradecer a mi grupo de amigas su contribución a la escritura.
     ¡Quién me iba a decir hace seis años que ahora estaría aquí! He vencido la ansiedad de no conseguir dar salida a mis libros, he aprendido a vivir cada novela como si fuera única, a enamorarme de los personajes mientras viven en mi cabeza, a ser capaz de compartir partes de mi creación con mis amigas.
A ellas se lo debo casi todo. Es curioso cómo puede llenarme de vida su cercanía. 


     Nunca imaginé que acabaría disertando acerca de mis ideas locas con personas maravillosas ni que me iban a ayudar tanto. ¡Gracias chicas! ¡Un último día conmigo es para vosotras!
     Lúa fue el personaje femenino más difícil de crear de toda mi historia. Es una mujer racional, pondera cada paso con listas interminables de pros y contras, nunca se deja llevar por sus sentimientos y es muy poco temperamental. Como yo no soy así debía reescribir cada una de sus reacciones varias veces hasta conseguir ese efecto de robot que le atribuye Mabel.


   En realidad Lúa reprime sus emociones, es recta, estricta con su comportamiento y demasiado rígida. Eso hace que su relación con Cesc no sea sana…
     Tratar el tema de la infidelidad, de las separaciones y de cómo alguien reprimido logra dejarse ir hasta el punto de amar sin barreras, dándolo todo, fue un reto. Me costó escribir ese cambio paulatino sin caer en la trampa de cambiar su forma de ser.
     En esta novela también exploré la humanidad de los personajes públicos dotando a Matt de un carácter sensible. ¡Qué ganas tengo de verla publicada!


     Os invito a leer mi escrito para la página Querer es poder de Fran Abellán, una grandísima persona y gran profesor de baile (enlace).

     ¡Feliz día! J

0 comentarios:

Cinco contratos sobre la mesa...

7:07 Pat Casalà 0 Comments

       ¡Buenos días! Hoy está lleno de luz y color, a pesar de que hay una tormenta queriendo descargar sobre Barcelona aguando el día con su triste humedad.
      Llevo más de quince años escribiendo, con veintidós manuscritos acabados, mil emociones disparadas y un saco de momentos en mi interior. Ha habido de todo, temporadas horribles en las que no era capaz de ver la luz al final del túnel, he sufrido de esperanzas rotas que me desintegraban el corazón en mil pedazos, he vibrado con la creación y al final de un largo camino comprendí la magia de escribir, la intensa sensación de ser parte de las historias durante un tiempo, dándoles color, sin pararme a pensar en el después.


       Empecé con un idealismo contagioso, sin pararme a pensar en la dureza del camino, y avancé por un tortuoso mundo con el alma en espera, sin darme tiempo a saborear cada recodo del sendero como ahora. Tardé en entenderlo, en descubrir qué me impulsaba a crear mundos paralelos, qué me llenaba a la hora de construir una historia donde podía viajar lejos con mi imaginación.
     Sin mis amigas nunca lo habría logrado. Ellas son algo importante en mi corazón, un grupo reducido de personas que me aceptan tal como soy, me leen, me escuchan, me ayudan a buscar nombres para personajes, a cambiar algunas escenas, a descubrir dónde flojea la trama… Nunca me cansaré de darles las gracias ni de decirles cuánto las quiero. Antes de conocerlas no creía en la amistad.


       Al fin parece que tanto esfuerzo da sus frutos. Todavía no me lo creo… Es como si la vida me hubiera llevado al fin a un lugar donde mis sueños cobran color y se presentan como posibles. Cada contrato, cada sí, cada portada me llena de una sensación mágica, con emociones disparadas y un sinfín de sonrisas.
      El viernes me llegó un último contrato para los próximos meses, el quinto en cuatro meses… La propuesta era lanzar la novela el doce de diciembre… Ufffff, me puse tan contenta que di saltitos de alegría sin levantarme del sofá. Un último día conmigo es una de mis pocas novelas RA (romántica adulta), y me hace muchísima ilusión compartirla con vosotros. Ahora toca buscar fecha y lugar para la presentación, retocar, mejorar el texto, escribir agradecimientos, pensar en estrategias de markenting… ¡Estoy tan hinchada de felicidad que no quepo en mi ropa!


Las publicaciones quedan así:

Un último día conmigo. 12 de diciembre de 2016. (Red Apple ediciones)
CDTEAT (serie Sin ti vol. 1). 7 de febrero de 2017. (Red Apple ediciones)
UDMST (serie Sin ti vol. 2) 9 de mayo de 2017. (Red Apple ediciones)
NPVST (serie Sin ti vol. 3) septiembre de 2017. (Red Apple ediciones)
Perdida en la niebla. 2017, fecha todavía por determinar... (Romantic ediciones).

¡Feliz día! J

0 comentarios: