Maya (personajes)

9:39 Pat Casalà 0 Comments

¡Buenos días! Hoy voy a hablaros de los personajes. Porque a veces no son las historias las que me inspiran en un prime momento, sino la personalidad de alguien, su traza en mi mente, su forma de meterse en mi interior hasta sentirlo muy cerca.
Hay veces que ese personaje surge antes de la novela, e incluso creo la historia a partir de su personalidad, de cómo se adentra en mi interior, de cómo lo siento. Porque según la forma de actuar de una persona la trama puede dar más o menos de sí según hacia donde la conduzca.


Decir que uno de mis protagonistas es mi preferido sería mentir porque es como cuando te hacen elegir entre uno de tus hijos. ¡Tú los quieres a todos por igual! 
Con los personajes me pasa algo intenso y soy capaz de recordarlos con nostalgia una vez he terminado la novela porque siguen siendo parte de mí.
Pero hoy quiero hablar de Maya, de Nunca dejes de bailar. Recuerdo cómo un día apareció en mi mente la idea de crear una chica alegre, feliz, despreocupada, adicta al baile, con una sensualidad intrínseca en cada uno de sus movimientos y un futuro delineado ante sus ojos que de repente se tambalea.


Normalmente elijo personajes con un pasado doloroso, pero en este caso era su contrapunto, Prometeo, quien tenía traumas importantes. Ella empieza la novela como un alma libre de pesos emocionales, con una vida bonita, unos padres que la adoran y un sueño para cumplir.
A veces la impulsividad y la ilusión de una persona pueden ser parte de su encanto. Tal como escribí en la sinopsis, Maya es espontánea, feliz, despreocupada, fuerte… Encara la vida con positividad, buscando la felicidad en los pequeños momentos, sin agobiarse con el rumbo que puedan tomar sus decisiones. Aunque la vida le aseste golpes, ella siempre consigue quedarse con la mejor parte de lo ocurrido.


Al empezar la historia es una joven de dieciocho años con toda una vida por delante. Y al lado de Prometeo descubre el verdadero amor. 
Cuando alguien como Maya se enamora se da por completo, a pesar de saber que esa historia terminará porque no hay otra salida posible. Pero su personalidad permanece intacta mientras descubre cómo es capaz de sentir al lado de Prometeo. La ingenuidad la convierte en una mujer feliz.
¿Y cómo una persona así puede romperse? ¿Cómo se recompone después cuando un mes cambia el rumbo de su destino? ¿Puede dejar de amar? ¿O hay amores que jamás se olvidan?


Esa parte para mí fue la más difícil, proyectar cómo le afecta a alguien como Maya un revés como el que ella recibe, si cambiaría su carácter, si la amargaría…
A veces ponerse en la piel de otro es difícil, y menos cuando son tan diferentes a ti…
¡Feliz día! J


You Might Also Like

0 comentarios: