Crónica de una fiesta maravillosa

11:11 Pat Casalà 18 Comments


¡Buenos días!!! ¡Todavía me dura la emoción! Ayer fue una gran noche, estuve acompañada por gente maravillosa, charlé animadamente con quien me apetecía charlar, comí lo que me apetecía comer, escuché a mi padre cantar y bailé lo que mi rodilla me permitió (poquito, la verdad).
Muchas veces se busca dar una fiesta glamurosa, con estilo y muy puesta. Yo buscaba lo que preparé: un sitio agradable, la compañía de las personas que me hacía ilusión que estuvieran ahí y disfrutar de un concierto increíble que mi padre y su compi Marco Rossi nos ofrecieron. ¿A quién no le gusta la música en vivo?
La noche empezó genial. Mi primer regalo fue increíble, ¡tengo el mejor marido del mundo! A mí me encantan las joyas, pero con las que me ha regalado a lo largo de estos años tengo más que suficiente. Cuando ayer mi marido me sentó antes de salir de casa y me entregó una cajita con un espectacular anillo se me saltaron las lágrimas, ¡luego necesité retocarme el maquillaje!
Nos montamos en el coche para acudir a una casa particular que se remodeló para dar cabida a un restaurante pequeñito y acogedor. En la terraza mi padre montó la música, en el interior nos prepararon un buffet repleto de manjares, todo casero, como a mí me gusta.
Y empezó a llegar la gente y empezaron los besos, los abrazos, las ilusiones y los recuerdos… Para preparar una noche entrañable decidí invitar a personas de cada ámbito de mi vida, así podía caminar entre instantes diversos y sentir otra vez la esencia de cada una de mis facetas.
 Cenamos entre conversaciones animadas. En algunos momentos busqué una silla para que mi rodilla reposara. La rehabilitación va bien, pero todavía me queda muchísimo camino por recorrer para volver a ser la misma… Y aproveché esos instantes de descanso para acercarme a núcleos de amigos para pasar un buen rato.



Uffffff. Llegó el pastel, con su 40 y el vértigo que me produce ese número… Pero me levanté, respiré fuerte, pensé mi deseo y soplé las velas con entereza. Jajajajaja, mañana que es mi cumpleaños realmente me tocará volver a soplar…
¡Llegó el concierto! Para mi sorpresa mi hija pequeña me cantó una canción que llevaba unos días ensayando con su abuelo. ¡Qué guapa! ¡Me encantó! Se puso nerviosa, pero incluso temblando, agarró el micrófono y entonó Dorm (duerme en catalán), una canción de los actores de Polseras Vermellas, su serie preferida.
 Mi padre empezó a cantar y la voz se le fundió. ¡Qué mala suerte! ¡Se quedó afónico! Durante un rato Marco y él nos ofrecieron algunas canciones instrumentales y yo temí un poquito tanto por la fiesta como por mi padre. Pero ahí estaba mi tía la farmacéutica, dispuesta a socorrer la situación. Le dio una pastilla a mi padre y voilá, ¡regresó la voz milagrosamente!
 La pista de baile se llenó, a mí me sacó un par de veces mi marido y conseguí moverme algo, aunque me hubiera encantado bailar desenfrenadamente… La música que tocan mi padre y Marco es de los sesenta: rock, twist,… ¡A mí me encanta!
Para rematar mi hijo me regaló un mini repertorio de música discotequera que grabó en su iPod. ¡Una vecina nos reprendió un poco! ¡Así que bajamos la música y la gente empezó a despedirse!
            Y regresé a mi casa con una enorme sonrisa que todavía conservo. ¡Tengo una familia y unos amigos estupendos! ¡Es genial! ¡Y mi mejor regalo!
¡Feliz domingo!

You Might Also Like

18 comentarios:

  1. Una gran fiesta, sí señora.
    Muchas felicidades para mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Pilar! Lo mejor de las fiestas es la compañía...
      ¡Un beso enorme!!!!

      Eliminar
  2. Qué bonita tuvo que ser la fiesta y eso se nota en lo que cuentas y también en las fotografías que nos muestras.
    A mí también me gustan ese tipo de fiestas: entre gente querida, familia y/o amigos, con comida casera (me recuerda a mi anterior cumple, jeje, que lo celebré en mi casa).
    Qué pena que no pudieses bailar más, pero seguro que el año que viene bailas el doble :D
    Y que bonito lo que cuentas de tu marido al darte el anillo, de tu padre al dedicarte un concierto, de tu hija al cantarte una canción y tu hijo con su detalle de las canciones, jeje.
    Pasa un feliz domingo y mañana, a soplar de nuevo las velas.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor regalo es tener una familia y unos amigos tan maravillosos. La verdad es que sin ellos la vida sería muy triste... ¡Así que cada día doy gracias por tenerlos a mi lado!
      Gracias por pasarte por aquí y por compartir conmigo este momento.
      ¡Un beso!!!

      Eliminar
  3. Desde luego una noche estupenda. Así da gusto juntarse con la familia :)

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Pat, muchas felicidades por esos espléndidos 40 y me alegro que disfrutases tanto tu fiesta.
    Tus hijos son guapisimos!
    40 besos

    ResponderEliminar
  5. Es toda una suerte poder cumplir años de esa manera. Felicidades Pat, aunque me adelante un día, porque nos merecemos estos momentos en nuestras vidas.

    Besazos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Paloma! Quedo felicitada para mañana... Y sí, celebrar los años rodeada de familia y amigos es maravilloso.
      ¡Un beso!!!!

      Eliminar
  6. Felicidades, no es tan malo cumplir 40, besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!!!!No, no es malo cumplir 40, pero da un poquito de vértigo... ¡Besos!!!

      Eliminar
  7. Felicidades!!! hoy si que de verdad, jeje.
    Y aquí te dejo mi pregunta para este día (no pensarías que te ibas a librar, ehhh? jeje).

    Calella es un lugar que aparece en numerosas ocasiones a lo largo de la novela. ¿Por qué Calella? ¿Tiene un significado especial para ti?

    Besos y tirones de orejas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias MaryLin! Me duelen lasorejas... Jejeje. Me apunto tu pregunta... BESOSSSS

      Eliminar
  8. ¡Qué bueno, Pat! Este 39+1, sin duda, es el primero de los maravillosos días que vendrán, y no puede ser de otra manera para quien como tú, sabe tomar de la vida lo mejor y sabe entregarse con pasión a aquello que ama.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré la estela de mis sueños.... ¡BESOS PILAR!!!!

      Eliminar
  9. ¿Por qué temías tanto cumplir los cuarenta? Con una familia así, con una fiesta así, una querría cumplir cuarenta años todos los días!!!
    Tus hijos son tan bellos!!! Eres tan afortunada, Pat. Y claro que lo eres, siempre ves lo bueno de todas las situaciones, es normal que siempre te vengan cosas buenas.
    Muchas felicidades, tesoro. Te diría eso de que se cumplan todos tus sueños, pero ya ves que se están cumpliendo... 8)
    Océanos de amor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Bea!!!! ¡Me encantan tus palabras y que cada día veas más luz a tu alrededor!!! Seguro que tus sueños también acaban cumpliéndose, ya lo verás. BESOSSSSS

      Eliminar