El día promete

9:09 Pat Casalà 2 Comments

¡Buenos días! Parece que el fin de semana nos sonríe… Hoy es un día importante para mí en muchísimos aspectos: voy a enviar por fin el contrato de edición para El Secreto de las Cuartetas. Lo que queda es un puro trámite, pero uno de aquellos que te dan una inyección de buenas vibraciones.
Estoy feliz, es una sensación increíble, una que espero desde hace tantos años que ahora la saboreo distinto de lo que esperaba. Quizás el paso del tiempo sea necesario para asentar los sentimientos y entender la medida justa de las realidades.
Recuerdo instantes de mi vida en los que pensaba lo increíble que sería firmar un contrato con una editorial, evidentemente siempre pensaba que sería una de primer nivel, como Planeta, ¡soñar no cuesta dinero! Sin embargo no estoy descontenta por la elección actual, es una buena manera de empezar, de la mano de una editorial pequeña que apuesta por autores inéditos, sé que Javisa23 va a ser cuidadosa con mi libro y a valorar lo que tiene entre manos.
Me he despertado con resaca de sueño, últimamente no duermo nada bien. No suelo mirar las listas de Amazon más de dos veces al mes, es absurdo pasarse el día buscando signos de que tus novelas se venden y si no te enganchas a ellas consigues sonreír con más facilidad. Hoy las he mirado y mi sorpresa ha sido inmensa al toparme con muchas ventas de golpe. ¡Es fantástico saber que casi dos años después de las publicaciones las novelas todavía interesan!
Tengo la sensación de que será un gran sábado por muchísimas cosas. Estoy incluso un poco nerviosa para que todo salga bien.
Hace sol, el día es cálido y calmado, se escuchan pocos ruidos y tengo buenas vibraciones. Ayer celebramos un dieciséis cumpleaños, hoy vamos a una fiesta de cuarenta. Dos generaciones separadas, dos celebraciones distintas y un montón de momentos intensos.
¿Nunca habéis deseado algo importante para los demás? A mí me pasa ahora, tengo la sensación de que algo maravilloso está a la vuelta de la esquina y no es para mí, sino para alguien a quien quiero mucho y le deseo lo mejor en esta vida.
Ojalá la Providencia esté de mi parte y esa intuición que me acompaña pueda convertirse en una realidad. Aunque es cierto que mi imaginación siempre consigue desatar lo mejor de las situaciones.
Ayer hablaba con mi hermana de nuestra visión del amor. Para ella el flechazo se puede regular, piensa que si no quieres no te enamoras. Yo sigo con mi idea romántica del amor a primera vista, de las cosquillas en el abdomen cuando encuentras al adecuado, de la taquicardia, los sudores, la ansiedad del encuentro…
Puede que sea verdad que a medida que maduras tu manera de enamorarte cambie, es posible entregarte de otra manera, pero nunca dominar tus sentimientos. La química entre dos personas surge muchas veces de una simple mirada y no sabes por qué. ¡Esa es la magia del amor!

¡Feliz día! J 

You Might Also Like

2 comentarios:

  1. El flechazo existe y tanto!!! Enamorarse es otra cosa! Lo de la magia....está por ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, hay que explorar las posibilidades...

      Eliminar