Regresar a El Pentáculo

7:07 Pat Casalà 2 Comments

¡Buenos días! Parece que la primavera por fin ha llegado a Barcelona llenándola de sol, calor, cielo claro y muchísimas sonrisas. Me encanta cuando podemos caminar por la vida con esta serenidad. Las horas de claridad se alargan para permitirme pasear tranquilamente por la calle y contemplar la viveza de mi ciudad.
Últimamente he recibido mensajes de personas que desean leer alguno de mis trabajos. Yo apuesto por La Baraja, aunque eso signifique plantearme la posibilidad de trabajar de nuevo en la serie El Pentáculo.
Concebí esos cinco libros como parte de un todo, me pasé meses inmersa en la documentación y en la trama, acompañado a Pam Casas en sus peripecias, con una idea muy clara de dónde quería llegar y cuándo su atracción por Hugo se materializaría en una relación.
Me encanta la historia de esas novelas, creo que son de las mejores que he escrito, sobre todo la primera. El único problema es que cuando releo partes de estos manuscritos descubro que ya no escribo así, que ahora lo cambiaría casi todo, que no sé si podré volver a la novela fantástica.
Si consigo que alguien crea en La Baraja y su séquito deberé regresar a mis notas, a la vida de Pam, de Hugo y de sus familiares, a buscar los secretos de la magia, a relacionarme con el fantasma de Eudora… Y no estoy convencida de que pueda seguir con el mismo estilo de antaño ni con la misma fuerza.
Aparqué la serie cuando me aseguraron que era difícil encontrar una editorial para ella. Ahora, con el tiempo a mis espaldas y la capacidad de ver más allá de mis anhelos, sé que no se buscó con la suficiente intensidad. Entonces decidí que si algún día me la compraban ya invertiría el tiempo en continuar con Bastos, una novela que empecé en su momento… No contaba con mi evolución en la manera de escribir.
Igualmente pienso que La Baraja es una de mis mejores historias, tiene un poquito de intriga, de amor, de misterio, de crímenes… Es de aquellas novelas que encajan las piezas de manera ordenada a lo largo de la narración y al final se convierte en una imagen nítida construida por resortes invisibles.
Así que si no soy capaz de escribir Bastos con el mismo estilo de antes le imprimiré uno mejorado y si mi cabeza se rebela contra lo fantástico conseguiré un giro al realismo. Lo importante es que la novela guste y que algún día vea la luz.

¡Feliz día! J

You Might Also Like

2 comentarios:

  1. La Baraja es genial! ME ENCANTA! Asi, con letras grandes! Gracias por dejarme leerla!!!
    Lectora Beta 1 :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejeje, qué haría yo sin mis lectoras beta... :-)

      Eliminar