¿Nos venden oro??

10:01 Pat Casalà 6 Comments


¡Buenos días! El fin de semana tocó a su fin ayer… ¡Por suerte hoy es el día de La Mercè! ¡La fiesta mayor de Barcelona! Y aquí estamos, con un día más de fiesta por delante.
Ayer bajamos a Barcelona porque mi hija quería ir a uno de los conciertos gratuitos que se ofrecen en la ciudad para conmemorar un día tan señalado. Irene canta, toca la guitarra, hace teatro y admira a un grupo llamado Els Vuit. Y su tía se ofreció a llevarla a verlos en el escenario, ¡todo un acontecimiento para alguien de su edad!
He de reconocer que me impresionó el efecto de la crisis en La Cerdaña. Llívia estaba vacía de coches, mis casas poco ocupadas, muchos carteles de se vende o se alquila y en Puigcerdà conseguimos aparcar un sábado a las seis de la tarde en un sitio sin zona azul. ¡Nunca vi tan poca gente por esos lares!
Suelo comprar la fruta y la verdura de toda la semana en una tiendecita de Llívia que regenta un seños francés al que le llamamos “el Boníssim” (el buenísimo). Cuando vas a comprar todo es “bueno, buenísimo”. La verdad es que tiene productos de alta calidad, a buen precio y sin que pasen por cámara. Y sí, son buenísimos, porque el tomate sabe a tomate y la fruta a fruta…
El señor “Boníssim” ayer se quejó de la falta de gente este año. Nos explicó que ahora los que antes subían cada fin de semana lo hacen cada dos o tres semanas y que hay clientes que llevan meses sin aparecer.
En todo el valle hay muchísimas vivienda, la gran mayoría de veraneantes. Hay personas que tienen la casa como tercera residencia, en verano van a la playa y en invierno a la montaña, pero una gran mayoría son como nosotros, que vamos todos los meses del año.
La deformación profesional me hizo sentarme a recapacitar. Saqué una libreta de cuadros que guardo en el cajón del pan y empecé a sumar lo que cuesta mantener la casa (eso me lo sé de memoria, pero lo escribí para que mi marido lo viera sobre el papel). Los impuestos en Francia son increíblemente altos, así que esa segunda residencia cuesta lo suyo…
Nos paramos un momento a pensar el coste de los peajes y de la gasolina para averiguar exactamente qué nos cuesta solamente llegar allí e irnos a casa. ¡Una pasada! ¡Es una carretera que te cobran a precio de oro!
En Cataluña tenemos unos peajes altísimos, pero para que os hagáis una idea os haré un resumen de los costes de llegar al valle y de regresar a casa:
-1er peaje: tanto la ida como la vuelta la hacemos en Hora Valle (la barata). cuesta 3,52..
-2do peaje: la ida es en viernes, cuesta 1,31. La vuelta la hacemos en domingo, así que vale 2,39.
-3er peaje: la ida es en viernes, cuesta 4,01. La vuelta es en domingo, cuesta 7,29.
-Túnel del Cadí: ¡lo más caro de todo! Cada viaje 12,26.
Vamos a hacer las cuentas totales de lo que cuesta recorrer los 157 kilómetros que separan Barcelona de Puigcerdà por esta ruta. (Ya os digo que es como si nos vendieran oro…).
IDA: 3,52+2,39+4,01+12,26= 22,08
VUELTA: 3,52+2,39+7,29+12,26= 25,46
TOTAL: 22,08+25,46= 47,54
Únicamente por desplazarse hasta La Cerdaña un fin de semana cuesta de peajes 47,54. ¡Sumadle la gasolina! ¡Y que has de mantener la casa! ¡Y que una vez en el valle coges el coche para todo! Parece que nos vendan oro, ¿no?
Pues bien, una vez te enfrentas a los números (no quería hacerlo antes para no llorar), decides que hasta aquí, que se acabó, que no piensas pagar esa animalada por disfrutar de un fin de semana en la montaña y que de esa manera se entiende la falta de personas en la zona.
Ayer regresamos por un camino alternativo donde no se paga ni un solo peaje. Recorrimos “La Colladeta de Tosses”, una carretera de curvas que desemboca en una autovía gratis y que te lleva a Barcelona por un módico precio de casi dos euros (no lo recuerdo exactamente) en un único peaje. Tardamos 20 minutos más, pero nos ahorramos un montón de dinero.
Antes de la crisis y de la subida del IVA el viaje valía un 6,6% menos… ¡Era carísimo igualmente! La verdad es que si esto continúa así, los sueldos bajan por culpa del aumento de las retenciones y de la falta de subida salarial, los precios de los servicios mínimos suben y las autopistas continúan a este precio acabaremos abandonando las segundas residencias y quedándonos en casa, ¡eso casi no vale dinero!
¡Feliz día! 

You Might Also Like

6 comentarios:

  1. ¡Alucinante y deprimente!

    Feliz lunes, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy deprimente... Al final ya no podremos salir de casa sin pagar fortunas... ¡BESOS!

      Eliminar
  2. MENUDA ECUACIÓN. Mi segunda residencia de los domingos por la tarde era el cine hasta hace poco, ahora que de 7 ha subido a 8 en mi zona, 8 x 3 + M + P + Ch + MD = una barbaridad. Desde hace tres semanas nos montamos el cine en casa, que para eso tengo el interné un home cinema y un microondas para las palomitas, coño.
    M= Merienda
    P = Palomitas
    Ch = Las chuches, la chuches, las chuches.
    MD = McDonald’s
    Pero la semana que viene sí iremos, porque no es solo la peli, sino todo lo que envuelve el hecho de salir. Qué se le va a hacer, "pacencia", como decía mi papi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi zona vale 9,5 euros la entrada de un cine el fin de semana y 8,5 el otro... ¡Es que tengo dos Muticines cerca! Si esto sigue así no podremos hacer nada!!! BESOS

      Eliminar