Proyectos y musical de Abba


¡Buenos días! Llevo unas semanas muy ajetreada y apenas he tenido tiempo de pasar por aquí, pero hoy he decidido no dejar pasar la oportunidad de escribir cuatro líneas para compartirlas con vosotros.
Ayer fui con mi marido al Coliseum a ver el musical Abba live TV. No estuvo mal, pero de verdad, el técnico de sonido no hizo un buen trabajo porque no se escuchaba bien. Los instrumentos retumbaban demasiado y no se oían las voces de las cantantes apagando de forma estrepitosa esas canciones con las que vibré por los recuerdos.


A ver, me lo pasé bien porque al final la gracia está en conocer cada canción, pero me hubiera gustado un poco más de escenografía y escuchar igual de bien las canciones con la orquesta que como sonaron Chiquitita o I have a dream, solo cantadas con una guitarra. Ahí sí apreciaban las voces y no retumbaban, aunque en la segunda me faltó regular el micro en los momentos álgidos.
Siento criticarla, de verdad. Me encantan los musicales y me hizo ilusión regalarle a mi marido por su cumpleaños las entradas. Y tampoco estuvo para un insuficiente, pero se quedaría con un aprobado justito.


Y ahora vamos a noticias que sí os puedo dar… ¿Con ganas de escucharlas? Finalmente ayer firmé un nuevo contrato con Red Apple Ediciones para El corazón de Aldabia (ECDA). Ya tengo la portada y es increíblemente preciosa, pero vamos a esperar un tiempo en enseñarla porque la publicación, si todo va bien, está prevista para el mes de febrero, así que hay tiempo, ¿no?
Aladi e Isabelle tienen una historia preciosa que contar. Entre ellos hay química, pero son tan diferentes que quizás no puedan encontrarse.


Él es el príncipe de Aldabia, ella su guardaespaldas encubierta. Aladi se ha criado en un mundo de privilegios, en cambio Isabelle lo ha hecho en las montañas a cargo de un padre adoptivo después de haber presenciado un suceso demasiado duro para una niña de su edad. Él ha dedicado su vida a la diversión, ella a entrenarse y a intentar olvidar sus traumas.
¿Podrán entenderse? ¿Será capaz Aladi de asumir sus nuevas responsabilidades? ¿Conseguirá Isabelle integrarse en palacio?


En cuanto tenga un huequito en mis proyectos voy a releer esta historia, a acabar de darla por finalizada, a escribir mis agradecimientos y a disfrutar con esos pequeños momentos álgidos que me recordarán a cuando la escribí.
Y me queda una sorpresa para noviembre. Aunque soy prudente por si algo se tuerce y no voy a anunciar nada hasta haber leído y firmado el contrato.
NDDB será el pistoletazo de salida para dejar atrás la serie Sin ti. Ains, ¡qué penita! Pero eso querrá decir que habrá pasado septiembre y el desenlace estará en vuestras manos.
¡Feliz día! J      

Cuenta atrás para las vacaciones


¡Buenos días! El calor sofocante de estos últimos días ha sido difícil de sobrellevar. Por suerte parece que va a entrar un poquito de fresquito para ayudarnos a pasar lo que queda hasta las vacaciones. O como mínimo unos días.
Este año mi deseo es pasarme los diez días de viaja haciendo hamaquing. O sea, un ratito en las hamacas de la playa, otro en las de la piscina y algunos en las del bungalow. Aunque a mi familia no parece gustarle demasiado la idea porque insisten en la necesidad de hacer submarinismo y alguna excursión.


No os desvelaré mi destino hasta el momento de embarcarme en el avión, pero os daré algunas pistas: arena blanca, sol, playa, bungalow sobre el mar turquesa, peces multicolores, arrecife de coral, isla pequeñita y la serenidad de ese paraíso.
Cuando cierro los ojos me veo allí y es una imagen increíble. Aunque después pasa rápido nada me quita las sensaciones ni la emoción de los recuerdos al volver.
Me propuse leer cien libros en 2018, espero darle un achuchón a la lectura durante esos días de sol, pero voy bien porque a día de hoy he terminado sesenta, así que quizás logre terminar mi reto antes de hora.


La verdad es que mi intención era la de hacerme una composición de lugar de las novelas new adult que hay en el mercado para leer las opiniones negativas de mis libros desde otra perspectiva. A veces hay críticas que no acaban de convencerme y las quiero contrastar.
Una de ellas es la referente al tira y afloja porque en el noventa por ciento de las NA que he leído estos meses la pareja tarda casi tres cuartas partes del libro en acabar junta y sus idas y venidas son constantes. Se sufre mucho. Eso es lo que en mi caso consigue atraparme. Y encima hay algunas donde la historia no se sostiene para nada.


He acabado llegando a la conclusión de siempre. Hay gustos para todo y lo más importante a la hora de seguir creando es buscar cómo yo me sienta cómoda, dar una historia lo más redonda posible y no dejarme guiar por opiniones que son lícitas, pero no acaban de convencerme.
El otro día me enviaron una portada preciosa para el próximo mes de febrero. Normalmente tengo muy claro lo que quiero poner en la carátula de mis libros, pero esta vez no tenía ni idea. Suerte de la imaginación y la creatividad de Shia porque el resultado ha sido impresionante. Pronto os la enseño y me decís.


Creo en construir el futuro paso a paso, en ver cómo poco a poco se pavimenta el camino para llegar a un lugar esperado y me hace muchísima ilusión saber que después de la serie Sin ti habrá nuevas aventuras para poder compartir con vosotros. Pero me da tantísima pena dejar a mis chicos…
¡Feliz día! J
  

De la A a la Z... ¡La O!


¡Buenos días! Este fin de semana se ha llenado de emociones. Fue el cumpleaños de mi marido, llevamos a las cachorritas a vacunarse, fuimos al cine y encontramos la joya que había perdido. ¡Juro que cuando mi marido dio con la pulsera me puse a llorar!
Pronto, muy pronto, desvelaré nuevos títulos, nuevas portadas y nuevas fechas de publicación. Ahora vamos a la O que es una letra muy interesante.

Una serie



Sin duda Outlander. No podía ser otra, ya que esta serie es alucinante. Aunque he de admitir que me gustaron cien veces más la primera y la tercera temporada que la segunda. Con los libros me pasó lo mismo.
La he visto tres veces para no perderme ni un detalle de lo sucedido. Incluso me releí los libros una vez acabé la segunda visualización de la primera temporada. Y es que necesitaba revivir lo que les había sucedido a Jaime y Claire, recordar sus vicisitudes y dejarme seducir por la fiereza de sus emociones.
En la primera temporada hay una mezcla interesante de historia, romance, realismo…, aprendí un montón acerca de los highlanders en la época que estaban a punto de anexarse a Inglaterra y dejar atrás su sistema de castas. Y el capítulo 1X07 es increíblemente romántico.

Una canción



Hace poco estaba en el parque con la perrita y me vino a la memoria una canción, Out here on my own. Fue un flash de esos que solo te sobrevienen en momentos extraños ya que hacía años que no la escuchaba.
Estaba pensando en la novela que estoy escribiendo 4E3A y empecé a tararear. No recordaba de dónde me venía esa tonada ni cómo se llamaba ni nada relativo a ella, solo podía cantarla.
Al llegar a casa la busqué poniendo en Google las cuatro palabras de la letra que mi cabeza reproducía sin detenerse. Y la encontré, una de las canciones pertenecientes a la banda sonora de Fama, cantada magistralmente por Irene Cara.
Me pasé un rato recorriendo YouTube en busca de escenas de esa mítica serie, evocando instantes en familia, sentada en los sofás de la antigua casa de mis padres, sufriendo como los protagonistas… Escuché la canción varias veces y aquí estoy, reproduciéndola de nuevo en el Spotify…

Una película



Como tributo indiscutible a James Bond y concretamente a uno de mis dos preferidos, Roger Moore, he decidido poner Octopussy. ¿Quién no recuerda esas tardes de domingo viendo reposiciones de sus películas en el sofá? ¿O haciendo una larguísima cola en el cine para ver la última aventura de este agente secreto mujeriego e intrépido?
Siempre me han gustado sus aventuras. Las chuicas Bond, todas guapísimas, las ideas de Q, los coches cada vez más alucinantes, la licencia para matar, su seductora forma de dirigirse a las mujeres y de acabar con ellas y los casos a los que se enfrentaba.

Un libro



Voy a tomarme una pequeña licencia para ilustrar esta parte y pondré un título que empieza con un número 23 Otoños antes de ti. Con esta novela conocí a Alice Keller el año pasado durante mi viaje a Filipinas. Fue un gran hallazgo ya que me encantó leer varios de sus libros y sentirme atrapada con sus páginas.

La idea de partida me cuesta bastante creérmela, he de admitir que para mí la preferida es la primera entrega de la serie Volver a ti, pero me encantó la historia entre Harriet y Luke.


¡Feliz día! J

Mirar atrás


¡Buenos días! El tiempo pasa volando y apenas en un parpadeo ha avanzado llevándome a un instante alejado de cuando empecé una novela o me inicié en el mundo de la publicación o mis hijos eran unos bebés. Es como si la memoria nostálgica me recordara instantes perdidos en el pasado y al enfrentarlos ahora me parecieran demasiado cercanos, como si pudiera alargar la mano para tocarlos con facilidad.
Todos tenemos días buenos y días malos. Es inevitable, cuando te enfrentas a un bache en el camino sueles mirar atrás para darte cuenta de lo mucho que has avanzado. A mí me sirve para ver las cosas en perspectiva y no sentirme tan perdida a veces, cuando las situaciones se descontrolan.


No ha pasado nada importante, cositas tontas de aquellas que me duelen, como perder una de mis joyas sin saber cómo o encontrarme con una serie de desafortunadas circunstancias que me hacen dudar de cosas simples.
La buena noticia es mi predisposición para ver la vida con una emoción intensa, para no dejar de aporrear el teclado, para no parar de trabajar ni de sonreír. Porque al mirar el camino recorrido me doy cuenta de que ha valido la pena cada recoveco, cada curva, cada momento.


Ayer me dejé las llaves puestas en la moto durante toda mi jornada laboral. Soy un poco despistada, estas cosas me pasan a menudo.
Hace tiempo trabajaba en el Pedralbes Center, unas galerías comerciales situadas frente al edificio Planeta, y me dejé las llaves puestas (sí, otra vez, es algo recurrente…). Ese día, al salir del trabajo tenía una nota en la moto que me indicaba que las llaves estaban en recepción de ese monstruo al que aspiraba pertenecer algún día.
Fue algo grande entrar por sus puertas, respirar la majestuosidad de su interior, sentirme parte de él por unos minutos.


Todavía era una joven ingenua y con demasiados pajaritos en la cabeza. Pero ayer, al encontrar las llaves puestas en el contacto, recordé ese instante, mis aspiraciones, mis deseos y mis esperanzas cuando el karma me llevó a ese lugar donde habitaban mis sueños.
Y es que entonces yo creía que para publicar solo debía escribir. Tenía la certeza de que en menos de un par de meses completaría un ciclo que al final tardé más de diez años en cerrar.
Soñar no cuesta dinero, solo la salud a veces…


Es bonito saber que la vida me ha llevado a un lugar mucho más lleno de paz, donde la felicidad inunda mis venas en muchísimas ocasiones y la serenidad de caminar por un sendero más plano me ayuda a sonreír a cada instante.
¡Feliz día! J    

De la A a la Z... ¡La N!


¡Buenos días! Este fin de semana se me ha hecho muuuuy corto. ¡Ains! Ya tengo ganas de volver a tener varios días libres para disfrutar de mis historias, tanto escritas como leídas.
Hoy toca la letra N y me he dado cuenta de que con la F me dejé mi serie de culto de hace un tiempo, Fringe. ¡Qué fuerte! Es alucinante cómo mi mente deja de recordar según qué títulos cuando toca y me los devuelve luego.
¡Vamos allá!

Una película



Llamadme cursi, pero Nothing Hill a mí me pareció una película preciosa, tanto que a veces la vuelvo a ver para sentir cómo crece en mi interior la increíble historia de amor entre un chico corriente y una súper estrella de cine.
Luego vuelvo a la vida real y me percato de lo diferente que es cuando lees sobre famosos en las revistas, aunque mi alma de romántica empedernida me susurra que muchas veces la realidad supera la ficción.
Esta película tiene varios ingredientes para convertirse en una de mis preferidas. Hay humor, instantes mágicos, mucho amor y frases alucinantes.

Una serie



Mi pasión por los números viene desde niña. Creo que como Brenda (la protagonista de la novela que estoy escribiendo) tiene mucho que ver conmigo en ese aspecto porque como ella yo de niña me entendía mejor con el lenguaje matemático que con el de los niños.
Una de mis series preferidas, de esas que miraba embobada en una época en la que las historias bullían en mi cabeza con una efervescencia feroz, fue Numbers. Ahí me di cuenta de cómo hubiera sido tener una mente brillante como Charlie y cómo seguía alucinándome el mundo de las matemáticas.
Además, la historia de amor entre Amita y Charlie me pareció preciosa. ¡Qué se le va a hacer! ¡Soy una romántica total!

Un libro



Nunca digas siempre. Preciosa historia entre dos personas que se apoyaron en una situación durísima de niños. Yo en la segunda parte de la Serie Sin ti intenté explicar algo acerca del sistema de tutela estatal, de cómo se sienten los niños que han pasado la infancia yendo de una casa de acogida a otra, de esa sensación de no tener hogar ni poder establecer vínculos duraderos con nadie.
Tanto Mallory como Rider rehacen su vida cuando las circunstancias los separan, pero nunca olvidan ese pasado traumático ni cómo se apoyaban el uno al otro ni cuáles eran exactamente sus sentimientos.
Es una historia preciosa, llena de emociones a flor de piel y giros que te dejan con el corazón hecho trizas.

Una canción



Una novela que posiblemente vea la luz el mes de noviembre (todavía tengo la fecha sin confirmar y el contrato por firmar, pero me fío 100% de que todo saldrá bien) es Nunca dejes de bailar (NDDB). Es diferente a las anteriores, tiene un nivel de sensualidad superior y su playlist se nutre de música latina porque Maya es medio dominicana y baila una fusión de estilos, aunque su principal es el latino.
Nota de amor, una canción de Carlos Vives y Wisin forma parte de esta banda sonora que tanto me ayudó a construir esta historia de reencuentros y amores predestinados.
Tiene un ritmo que invita a bailar sin detenerse, a mover el cuerpo a su son y a dibujar ondas sinuosas con el cuerpo para abrazar ese compás alucinante.

¡Feliz día! J

Consejos de una principiante


¡Buenos días! Una de las preguntas que más me repiten en las entrevistas que me hacen suele ser qué consejo le daría a los escritores que empiezan.
A día de hoy tengo catorce novelas publicadas, nueve con editorial y cinco autopublicadas. En septiembre saldrá la número quince de la mano de Red Apple Ediciones y si todo va bien en noviembre y en febrero tendréis otras dos. En total a finales de febrero de 2019 tendré diecisiete títulos en el mercado. ¡Una buena cifra, la verdad!


Pero todavía me considero una principiante porque en el mundo de la literatura se aprende día a día y nunca acabas de formarte. Cada novela es un reto, una aventura, una cantidad inmensa de esfuerzo y nuevas formas de encarar la narración para ponerme en la piel de los nuevos personajes.
Para mí llegar a ver mis libros en la estantería virtual de las plataformas de venta o de una librería fue una larga y dolorosa experiencia. Tardé más de diez años en lograrlo, quizás por eso ahora me tomo con calma las publicaciones. Fue duro esperar algo que nunca llegaba, contar con personas que aportaron mucho a mi bagaje, pero no me ayudaron a encontrarme como persona y a saber qué esperar de verdad de este mundo.


Lejos queda ya esa Pat, por suerte. La vida me ha mostrado un camino, unas esperanzas reales y una forma de mirar hacia delante con la ilusión de descubrir la esencia real de la escritura, una que me empuja a no parar de crear historias, a conectar con los personajes, a soñar con sus vidas sin importarme qué va a suceder después con la novela.
Mi consejo para los que sueñan con publicar algún día es simple y a la vez auténtico porque a mí me ayudó a superar la frustración y el mal sabor de boca. Disfrutar con el camino, trazarlo con ilusión y esperar con una sonrisa porque tarde o temprano se encuentra un sendero que te acerca un poco más a la meta.


Yo necesité mucho tiempo para llegar a esa conclusión, pero cuando al fin lo hice descubrí una felicidad sin límites porque logré dejarme seducir por la fuerza de la creación, por los sentimientos de cada novela, por la desbordante energía de ser titiritera de miles de tramas.
Otro consejo importante es no trazarse unas metas demasiado elevadas ni pensar que la vida de un artista es fácil. Como escritores cobramos poquito por cada una de nuestras ventas, dedicarse solo a escribir no es una tarea fácil ni está al alcance de demasiadas personas. Pero cada euro ganado por las ventas es un chute de energía positiva y nos llena de una emoción suficiente para seguir pasándonoslo de miedo con la escritura.
Ha salido una reseña preciosa de Un último día conmigo en el blog El cementerio de los libros (enlace) que me ha llegado al alma. Estos pequeños logros, llegar al alma de algún lector hasta conseguir hacerle llorar, son el combustible para seguir soñando y no dejar nunca de ideas tramas.
¡Feliz día! J  

Contradirección, sin frenos y sin ti


¡Buenos días! Ayer os daba algunas pinceladas de lo que viene, pero no os hablé de lo más inminente porque me da una pena… Terminar la serie Sin ti, soltarla, dejarla atrás para siempre y no recuperar esa conexión intensa con los personajes para cedéroslos para siempre a vosotros es durísimo.
Quizás por eso apenas os he hablado de Contradirección, sin frenos y sin ti. Es la última, la que cierra un ciclo, dos años de escritura, seis novelas, un grupo de personas increíbles, un lugar, una base militar y mil rincones como el Maggi’s, un bar que empezó como parte de una escena y se ha convertido en un icono del grupo de amigos de Fort Lucas, o como el The Hole, donde Julia y su banda de música se dan a conocer y se desarrollan muchos instantes álgidos.
¡OJO SI NOS HAS LEÍDO LAS ANTERIORES NO SIGAS PORQUE CONTIENE SPOILERS!


Dennis, Kristie y Luke van a cerrar la saga. ¿Puede el corazón soportar las traiciones? ¿Cuál es la mayor de todas? ¿Cambiará Luke? ¿Tendrá Dennis una explicación a su comportamiento? ¿Será Kris capaz de olvidarse de lo sucedido con alguno de los dos?
Os voy a poner la sinopsis oficial:



Kristie sigue sin tener las cosas claras. No quiere volver a confiar en Luke ni perdonarle otro desliz y tampoco es capaz de olvidar sus sentimientos por Dennis. Necesita poner distancia, pensar, dejarse mecer por las olas y aprender a hacer surf mientras consigue hallar la forma de centrarse, pero el verano en California no es suficiente para encontrar la respuesta a sus dudas. Luke intenta recuperarla, va en su busca, quiere convencerla con palabras, como siempre, pero la ha herido demasiadas veces con su actitud y sus actos. Quizás ya es tarde para reconducir la situación. O puede que se merezca una última oportunidad.
Los recuerdos de su relación con Dennis la bombardean. Él fue el amor de su vida, la persona que estuvo a su lado durante los difíciles años de su infancia a cargo del sistema estatal de tutela de menores y, aunque no sabe si podrá perdonarle algún día cómo acabaron, tampoco puede quitárselo de la cabeza.
Tras enfrentarse a un giro inesperado y descubrir que Dennis guarda demasiados secretos peligrosos acerca de su pasado, Kristie deberá decidir a quién pertenece su corazón.



Esta novela es diferente a todas las demás. Es un thriller. Hay mucho misterio, tensión y varias revelaciones interesantes. A veces las cosas no son lo que parecen… ¿Qué esconde uno de nuestros personajes? Quizás cambie la perspectiva de muchos lectores.
En septiembre lo sabréis.
Ayer salió una preciosa reseña de No puedo vivir sin ti en el blog Arcoíris soñador (enlace). Para mí la escritura de esta historia fue la más intensa y soy feliz cuando las lectoras comparten esa realidad.
¡Feliz día! J

Lo que está por venir


¡Buenos días! El calor sofocante de este verano me alcanza cada mañana cuando salgo a pasear a Amor. Es divertido su nombre y pensar en que una perra llamada Amor ha llegado a mi casa. Es como un presagio para continuar escribiendo romántica con una sonrisa.
No es bueno anunciar futuras publicaciones hasta haber firmado los contratos, aunque de una ya tenga hasta la portada guardada en mi ordenador y en mi teléfono, pero no hace daño a nadie hablaros un poquito de las historias.
NDDB es una novela diferente a las que he escrito hasta la fecha porque es más sensual, pero sin llegar a los extremos de Mi vida sin ti, y tiene un alto contenido en sentimientos, una historia que explora la realidad acerca de un amor predestinado.


¿Creéis posible seguir enamorados de alguien después de años de separación? ¿Se puede revivir la llama solo con un reencuentro? ¿Cuánto tiempo basta para enamorarse?
Si algo he aprendido de las mil reseñas que inundan la web sobre mis libros y de mis lecturas desenfrenadas es que no todo el mundo entiende el amor de la misma forma y que no hay un tiempo específico para descubrir quién es el amor de tu vida. A veces basta una semana, otras se necesita toda una vida.


Prometeo y Maya son muy diferentes. Ella absorbe la parte positiva de la vida, se alimenta de los buenos momentos y sueña con convertirse en una gran coreógrafa. En cambio Prometeo tiene un futuro negro ante él, solo cuenta con un tiempo definido para poner sui vida en perspectiva y aceptar lo que le depara el destino.
Maya consigue ofrecerle una forma distinta de enfrentarse a la situación, le arranca una sonrisa, en cierta manera le salva. Ella es energía, ilusión, fuerza. Y Prometeo bebe de esa realidad, se nutre de su manera optimista de ver las cosas y se deja llevar a pesar de estar condenado.


A veces basta con eso para unir dos destinos. Una conexión, un sentimiento compartido, un encuentro fortuito.
La segunda novela que verá la luz, posiblemente a principios de 2019, será ECDA. Es una historia de amor mezclada con una de misterio en un palacio, en medio de una familia real de un país que no existe.
Quería escribir algo específico y no encontré una localización real para que sonara creíble, así que cree un país con altas montañas, un mar, pozo de petróleo y unas tradiciones propias. Lo doté de ideas y lo lancé para describir a Aladi y a Isabelle. Un príncipe y una plebeya.


¿Qué pasaría si eres el segundo en la línea de sucesión y un día te levantas siendo el primero? ¿Cómo te sentirías si tuvieras que convertirte en la sombra de un heredero al trono con un largo historial de drogas, alcohol y chicas? ¿Podrán Aladi e Isabelle encontrar un nexo en común?
¡Feliz día! J

De la A a la Z... ¡La M!


¡Buenos días! Este fin de semana me ha pasado tan rápido que apenas he contado con tiempo para absorber los instantes, pero he logrado avanzar muchísimo con la novela actual y me he dado cuenta de dónde quiero llegar, aunque al ritmo que voy necesitaré unas mil páginas para conseguirlo.
Es bonito no perder la inspiración, para mí es lo más importante, disfrutar con la escritura, darle vueltas a las historias, descubrir nuevos personajes...
Vamos con la letra M.

Una serie



Cuando pensé en la letra M no tardé ni cinco segundos en pensar en Miénteme, una idea muy interesante que me mantuvo pegada a la pantalla durante mucho tiempo. Luego me sorprendía mirando las expresiones faciales de la gente para ver si descubría algo, incluso me dediqué un tiempo a navegar por la red en busca de más ejemplos.
¿Os imagináis siendo capaces de descifrar los pensamientos de una persona solo interpretando sus gestos faciales? ¡Sería chulísimo!
Esa serie me sirvió para cambiar un poco mi forma de escribir y buscar ideas para mohines de los personajes.

Una película



No soy una fan incondicional de Woody Allen. Algunas de sus películas me gustan y otras me parecen aburridas o no conectan conmigo. Sin embargo la mejor de todos los tiempos, y para mí con diferencia, es Match Point.
Con un reparto excepcional, nos cuenta una historia que me atrapó desde el minuto cero. Y ese final… En serio, fue una pasada verla por primera vez y me ha seguido encantando cada una de las siguientes. Porque es una de esas películas que merecen mirarse varias veces para absorber cada pequeño detalle. Da qué pensar. Me pasé mucho tiempo dándole vueltas a las casualidades de la vida, a esos instantes en los que un hecho puede cambiar el curso de los sucesos.

Una canción



Hace muchos años yo adoraba a Michel Jackson y a Madonna (ambos con M J). Todavía los escucho a ambos porque me recuerdan a una época pasada llena de importantes descubrimientos sobre la vida y mí misma, la adolescencia. Y además mi mente todavía conserva las letras de las canciones y puedo cantarlas mientras las escucho, aunque solo lo hago en bajito o de cabeza porque no quiero provocar el diluvio del siglo.
Una de las mejores composiciones de Jackson es Man in the mirror. No solo por la tonada, también tiene mucho que ver la letra. Siempre me ha parecido increíble la idea de mirarse al espejo y ver que eres capaz de ayudar a la gente a mejorar.

Un libro



La Navidad pasada descubrí una autora traducida que me convenció muchísimo. No puedo hablar de una historia en concreto porque en menos de diez días me leí todos y cada uno de sus libros que encontré en español.
Quizás Mientras dure no es la mejor de las novelas, pero me sirve para hablaros de Abbi Glines y de cómo su forma de escribir me atrapa.
A día de hoy eso es lo importante para mí, sentirme enganchada a las palabras, desear seguir leyendo, incluso tener la potestad de poner los ojos en blanco cuando a pesar de no poder dejar de avanzar la trama me parece fuera de lugar.

Este fin de semana ha salido una reseña de No quiero vivir sin ti en el blog Mil vidas y mil historias (enlace). ¿Os habéis fijado que el nombre del blog también empieza por M??? A Miriam (otra M…) le ha gustado, pero no tanto como el primero. ¡Espero que se anime a seguir con la serie!
¡Feliz día! J

Y... ¿Qué pasa después?


¡Buenos días!!! Llevo casi toda la semana desparecida. He tenido un montón de trabajo y apenas me ha quedado tiempo para respirar. Pero hoy he decidido dar un salto de la cama bien pronto y ponerme a escribir en plan loca para dejar algunas palabras sueltas en el blog.
Me encanta decir en voz alta que el martes se cumplió un año desde que descubrí Un último día conmigo en segunda posición de los más leídos de Nubico. El lunes estaba en sesenta y cuatro, un puesto alucinante teniendo en cuenta que se publicó en diciembre de 2016, hace un año y medio.
Quiero disfrutar de cada pequeño momento de mi vida y este es precioso. Tras mucho insistir, he negociado con mi mente para no tomarme tan mal las críticas negativas y celebrar las buenas y parece que con un poco de insistencia se lo ha tomado bien porque lo he logrado.


Ayer salió una preciosa reseña de Cuando estoy sin ti en el blog Los mundos de Blue (enlace). Opino igual que ella, Kristie es una protagonista fuerte y con un pasado muy doloroso que intenta dejar atrás los malos momentos y enfrentarse al futuro con la intención de ser feliz.
Luke es su opuesto, por eso es necesario un tiempo para construir algo entre los dos. Ella busca compromiso y él una relación sin responsabilidades. Luke tiene el bolsillo siempre lleno de dinero y cuando se enfrenta a un problema siempre encuentra a alguien capaz de ayudarlo, en cambio Kris está sola en el mundo, solo tiene a Steff, carece de dinero, no puede permitirse estudiar porque es más importante encontrar un trabajo estable para ocuparse de su hermana sacándola del sistema estatal de tutela de menores y lucha día a día por tirar adelante sin desfallecer.


¿Pueden los polos opuestos encontrarse? Yo creo que sí. Solo necesitan rebajar un poco sus expectativas, buscar un nexo en común y trabajar duro para construir una relación basada en la confianza y el amor mutuo.
En esta segunda parte de la serie Sin ti me planteé varias cosas, entre ellas la continuidad de las historias de amor. Estaba claro que Julia y Zack iban a explicarnos cuatro cosas acerca de cómo están, Luke es uno de los mejores amigos de Julia, Swan su hermano e íntimo amigo de Zack y las circunstancias llevan a Kristie y a Steff a pertenecer a su mundo. Pero yo quería explorar algo más.
Cuando escribimos romántica solo nos basamos en el principio de la relación y solemos dejar a la pareja feliz al final. Pero, ¿qué pasa después?


En el caso de las hermanas Edwards conseguí darles continuidad. Además en Mi vida sin ti hay un salto temporal de un año desde el final de la anterior, lo que me da la posibilidad de ofrecer una visión a cómo van Luke y Kristie. ¿Habrán cambiado? ¿Serán felices? ¿Van a seguir juntos?
Mis labios están sellados, os invito a descubrirlo leyendo el libro. Y en septiembre conoceréis el desenlace final en CSFYST. ¿Con ganas de leerlo?
¡Feliz día! J


De la A a la Z... ¡La L!


¡Buenos días! Hoy vengo muy ilusionada con la letra L, ya que es una de las más sencillas y no me ha costado nada decidir los títulos de cada categoría.
¿Os apetece entrar rápido en materia? Pues ahí vamos…

Una película



Hay muchísimas películas empezadas por L, pero para mí la ganadora de este puesto es sin duda Lo mejor de mí. Aunque también podría mencionar La vida es bella.
Mi vena romántica se inclina por la primera, ya que es una preciosa historia de amor verdadero, predestinado, de esos que nunca se olvidan a pesar del tiempo transcurrido, de cómo se puede dejar atrás una historia para retomarla en otro momento, cuando se reúnen de nuevo.
Es precioso.

Una serie



Durante mi adolescencia me pasé horas frente a la pantalla de la televisión empapándome de las peripecias de la pareja formada por Bruce Willis y Cybill Shepherd en la serie Luz de luna.
Me recuerdo enganchada a los capítulos, buscando siempre ese guiño divertido de los dos protagonistas y esperando con el corazón en la mano a que su relación avanzara. Creo que entonces ya era una adicta a la romántica, aunque todavía no lo sabía.
Para mí lo mejor eran los diálogos ácidos y esa tensión sexual que aumentaba en cada episodio. Quizás también influían mis hormonas revolucionadas porque tengo un recuerdo muy vívido de cómo deseaba que consumaran esa atracción evidente.

Un libro



Hace poco una amiga me dijo: has de leer a Los Royal, pero ya. Como me fío de su gusto literario no tardé ni tres días en hacerle caso y me compré La princesa de papel, la primera de esta trilogía a la que me enganché en la primera página y no pude soltarla hasta terminar.
El mejor de los tres para mí fue sin duda este primero y fue una lectura adictiva, de esas que te dejan una resaca literaria del quince.
A veces no es tanto la historia en sí como la forma en la que se narra.

Una canción




Mientras escribía CEDNE encontré una canción preciosa de Little mix llamada Love me or leave me. Tiene un ritmo muy adecuado para esa historia, la llena de sensaciones perfectas y me ayudó a la hora de avanzar en una trama repleta de sentimientos e instantes.
No sé si algún día podré compartir con vosotros esta historia, pero me encantaría verla publicada algún día porque en ella vacié un pedacito de mi alma, junto con una enorme cantidad de recuerdos de un viaje inolvidable.

¡Feliz día! J

Playlists


¡Buenos días! Sometimes I wonder where I've been, who I am, do I fit in. Make believein' is hard alone, out here on my own…
¿Alguien recuerda esta canción de Irene Cara? Pertenecía a la banda sonora de Fame, una de las series que más me influenciaron de niña, cuando pensaba que todo era posible y me pasaba las tardes bailando frente a la pared cubierta con un espejo del salón de mi casa.


También cantaba, pero claro, siempre con la sensación de que era una maravillosa cantante, aunque en realidad conseguía más chaparrones que nadie con mis gallos. Desafino un montón, ¡qué le vamos a hacer! ¡Lo mío es baile y la escritura! En la música es mil veces mejor mi padre, guitarrista y cantante de un grupo, y mi hija, intento de guitarrista y con una voz preciosa. ¡Ellos sí dan la nota! En cambio yo… Vale, mejor no hablar de cómo canto yo.
El fin de semana pasado me puse a buscar música para ambientar las ideas que poblaban mi mente para iniciar 4F3A y de repente me vino a la cabeza la tonada de Irene Cara. Fue como un flash y empecé a tararear intentando recordar qué canción era y de dónde la recordaba.


Estaba en el parque, paseando a Amor.
Una de las ventajas de salir a caminar con la perrita cada día es que mientras avanzo por la calle mi mente se dedica a crear escenas, a conectar sentimentalmente con las tramas, a darle vida a las escenas… Y ese día me dio el tono para la novela y para la banda sonora.
A veces me pregunto dónde he estado, quién soy, encajo. Creer es difícil sola, aquí fuera conmigo misma… La traducción de la parte con la que he empezado la entrada hoy da el tono y la idea de la historia de Brenda. Y a veces incluso de la mía y de la mayoría de personas en algunos instantes. ¿Quién no se ha sentido solo en algún momento? ¿Perdido? ¿Sin rumbo?


Encontrar canciones para formar parte de la playlist de una novela es una tarea más difícil de lo que parece en un principio. No todas las historias tienen el mismo grado de intensidad ni requieren tirar de los mismos sentimientos y aunque suene a locura, a mí cada canción me destapa unas emociones diferentes, ayudándome a encarar la escritura de una forma especial.
A veces me pongo una canción en bucle durante días e incluso semanas. Spotify la reproduce una y otra vez para lograr sacar a la superficie ese sentimentalismo propio de mí, el que me hace llorar en las películas y en las novelas, el que me pone la piel de gallina mientras imagino una escena, el que me empuja a aporrear las teclas con la necesidad absoluta de cargar las palabras de sentimiento.


La música es una vía directa al corazón, obra magia al conseguir evadirme a ese mundo paralelo donde todo es posible y puedo caminar de la mano de los personajes hasta tocar el cielo con mis manos.
¡Feliz día! J