Feelings

7:07 Pat Casalà 2 Comments

¡Buenos días! Me parece mentira que estemos entrando en el periodo navideño, el tiempo pasa volando, sin darme tiempo a retener los minutos. Nunca había sentido la necesidad imperiosa de escribir a todas horas, con una conexión más allá de los límites conocidos con la novela.
Estoy atrapada por Julia y Zack, es como si su historia fuera real, como si pudiera estirar el brazo y tocarlos. Mi mente no disocia con tanta facilidad como de costumbre, está en Ford Lucas, avanzando en un amor prohibido, dándole color a las situaciones, con un subidón de emoción al plasmar las escenas.
Lo doy todo en cada capítulo, imprimiendo la carga sentimental que me atenaza al planear los instantes. Uffff, paso el día dándole vueltas en mi cabeza, mordiéndome el labio con una sonrisa, soñando despierta, como si pudiera ser Ju durante unas horas.
Ayer necesité una gran dosis de autocontrol para abandonar el sillón y dedicar mi tiempo al avituallamiento de la casa, a cocinar, a no pasarme las horas releyendo capítulos, cambiando trozos, rebobinando y avanzando en una historia que me arranca suspiros constantes.
Si cierro los ojos sonrío, me conecto en la distancia con mis protagonistas, consiguiendo sentir como ellos, y ese sentimiento se plasma en las páginas con una facilidad pasmosa. Es como si pudiera dotar las palabras de ansiedad, de deseo, de anhelo, de agitaciones.
No sé si lo consigo o si solo es un espejismo, pero soy tan feliz con la sensación de que puedo transmitir emociones a través de los párrafos, que ya no me importa a quien le interese después el resultado ni si las respuestas editoriales se pierden en el ciberespacio ni si la vida me tiene reservado un billete en el tren de la literatura.
Mi ilusión diaria es pensar en cómo dirigir los hilos de los personajes para culminar cada instante, sin precipitarme en el avance de las situaciones, con las pausas necesarias para dejar surgir la llama del amor entre ellos. Ains, es mágico, como si me llenara de energía positiva, de sonrisas, de suspiros.
   Es tan importante sonreír, disfrutar de la escritura, sentirme plena sin salir de casa, que ayer me di cuenta de algo importante: mi hobby es barato, emocionante y lleno de energía positiva, con mil aventuras. Lo mejor es ser la dueña del destino de los protagonistas, llevarlos al lugar deseado, sin trabas, sin dificultades, con la mente abierta.

¡Feliz día! J

You Might Also Like

2 comentarios:

  1. ¿Tu sensaciones respecto a tus personajes son tan intensas que pueden llegar a generarte consecuencias físicas, como el desfogue de una emoción romántica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo alteración físicas... Solo me emociono. :-)

      Eliminar