Cuatro palabras rápidas

7:07 Pat Casalà 2 Comments


     ¡Buenos días! Por fin llegó el viernes… Esta semana ha sido muy intensa y la que viene todavía lo será más, así que dos días de descanso me irán genial para desestresarme. Es que el ritmo frenético de la oficina me deja con los nervios en punta, y llevar siete entidades distintas, con seis cuentas de correo abiertas, hace que salte de una a otra sin parar…
       El día parece que amanecerá soleado, fresco, alegre. Es precioso ver la claridad desde la ventana de mi oficina, descubrir a los transeúntes caminar por la acera, respirar el aire de compañerismo y buen rollo que reina en el despacho.
     El otro día Pilar me hizo recapacitar acerca de algo importante, hoy en día tener trabajo es un lujo al que no todo el mundo puede acceder. Hay familias que están pasando un calvario, personas que apenas llegan a fin de mes, gente que ve cómo su futuro se convierte en un pozo negro sin esperanza. ¡Es horrible la situación que vivimos!
     Así que no me voy a quejar de nada, voy a irme a trabajar de aquí un rato con una sonrisa, voy a darlo todo como siempre, voy a respirar hondo cada vez que los nervios se disparen y voy a adelantar lo máximo para irme de fin de semana satisfecha conmigo misma.
    No me queda demasiado fuelle por las noches para escribir, el ritmo acelerado que llevaba con la novela se ha ralentizado, pero las ideas siguen ahí, dándome pistas acerca de dónde van los personajes y qué les sucede. ¡Cómo me gusta darles vida!
       Ahora investigo las mafias en España, concretamente la rusa. ¿Alguien me puede ayudar? La parte de documentación de una novela es básica para su desarrollo, necesaria para darle verosimilitud al texto e interesante para mí.
     La vida es un sinfín de momentos importantes, no los vamos a desperdiciar con angustias, ¿no? ¡Pues a sonreír y a disfrutar del día. A ver si pronto le encuentro un hueco a las entrevistas y vuelvo a llenar el blog de palabras ajenas, que me hace muchísima ilusión acercarme a otros autores, conocer sus motivaciones, sus ideas, sus anhelos.
    Y… ¡Basta por hoy! Es muy tarde, los niños han de levantarse y la rutina me espera… ¡Suerte que los viernes termino a las 15 h.!
      ¡Feliz día! J

You Might Also Like

2 comentarios: