¿Qué nos pasa con los hospitales????

8:08 Pat Casalà 4 Comments


¡Buenos días! Os saludo así porque lo hago cada mañana, pero este día para mí no tiene nada de bueno… ¡Parece mentira la mala suerte que tenemos con los hospitales! Estoy que no me lo creo…
El mes que viene se cumplen dos años de la surrealista muerte de mi cuñado por culpa de una bacteria hospitalaria. Nada presagiaba que la caída en un pozo de diez metros de profundidad que le dejó postrado en la cama de un hospital acabaría con la vida del marido de mi hermana a los 32 años. Fue algo insólito, horrible y sin explicación, uno de aquellos casos estadísticos que son una millonésima parte y dificilísimos de que pasen.
Superados los primeros meses mi hermana salió lentamente del pozo con una valentía digna de una heroína. Consiguió sonreír en muchas ocasiones, alejar la pena que la consumía en algunos momentos y salir a flote.
¡Es increíble que en pleno siglo XXI pasen cosas así!
Cuando me operaron el año pasado estábamos todos muertos de miedo, pero todo fue bien, a excepción de la reacción que la anestesia me produjo: me pasé la noche y la mañana con la lengua hinchada, la mandíbula desencajándose con espasmos y todo el cuerpo agarrotado. Todavía recuerdo cuando entró la enfermera y me dijo «voy a inyectarle un antídoto» y minutos después entró el sacerdote de la clínica. ¡Qué yuyu!
Ayer operaban a mi padre de una algo rutinario. Tardaron más horas de la cuenta en llevárselo a quirófano, esperamos pacientemente en la habitación hasta que lo bajaron al quirófano, haciendo bromas y hablando.
¡Suerte que le di un beso al irse!
Una hora y media después el médico nos llamó para decirnos que la operación había ido bien, pero que se llevaban a mi padre a la UCI porque se perforó un conducto y tenía el abdomen lleno de líquido. ¡Hay una posibilidad entre un millón de que pase eso!
Ya podéis imaginaros la impresión que nos dio verlo intubado, lleno de máquinas y en el mismo estado que mi cuñado. Mi hermana se desmontó, mi madre entró en shock y yo todavía no me lo creo. ¡Otra vez algo insólito! Jod…
Creo que lo peor fue que nos lo contaran por teléfono y no estar seguros de cuál era el pronóstico. ¡Por suerte no nos han llamado en toda la noche! ¡Eso quiere decir que no se ha complicado! ¡Me voy para el hospital!
¡Feliz día! J    

You Might Also Like

4 comentarios:

  1. Ánimos Pat! Y un beso muy grande

    ResponderEliminar
  2. Joderrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
    Mantennos informados. Seguro que todo va a ir bien.
    Hoy en lugar de feliz día que sea un FELICES NOTICIAS.
    Hoy... un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un beso Pilar! ¡Gracias por estar ahí! :-)

      Eliminar